Propósito de año nuevo: Perder peso


08 Jan
08Jan

Hay un propósito que se repite todos los años: perder peso. Las comidas de las navidades se nos han ido de las manos, hemos comido hasta reventar, bebido sin parar y probado todos los dulces de las fechas (polvorones, turrón, mantecados, panettone, roscón de reyes...), y todo esto nos ha pasado una factura que se refleja en la báscula.

Es una época en la que los gimnasios se frotan las manos, porque aumentan considerable las suscripciones (y en unas semanas la mayoría dejarán de asistir, pero sin dejar de pagar la mensualidad). La gente empieza una "dieta depurativa" o dietas muy restrictivas para perder los kilos de más en poco tiempo, y  a las semanas se rinde. Porque la grasa viene rápido, pero en realidad se aferra a nosotros y más tardan ir ese. Porque lo queremos ahora, pero ahora no puede ser.

Sin prisa, pero sin pausa.

Si te has decidido a perder esos kilos que has ganado estas fiestas, lo primero que tienes que hacer es ser paciente. El peso se gana muy rápido, pero cuesta de perder.

La dieta va a jugar un papel importante en este proceso, pero hay que ser constante y paciente. No hay que estar un pes a base de pan y agua, sino a base de una dieta saludable y con un déficit calórico. ¿Cómo lo hacemos? VEGETALES. Las verduras y frutas serán nuestro gran aliado, una fuente de agua, fibra, minerales y vitaminas que saciarán nuestro estómago con pocas calorías. Acompáñalas de proteínas saludables, que también te saciarán durante un tiempo (huevo, carne, pescado, legumbres, seitán, tofu...). ¡No te olvides de beber agua!

Si te entra hambre entre comidas, no dudes en comerte una fruta o unos pocos frutos secos (nunca fritos). Y si comes cereales, recuerda que sean integrales (pan, pasta, arroz...)

A la hora de cocinar evita las frituras, hay mundo más allá. Horno, plancha, microondas, vapor, hervido... Y no te pases con el aceite, que por muy de oliva que sea sigue teniendo calorías.

Si además quieres ver unos mejores resultados en tu pérdida de peso, no te olvides combinar la actividad física con tu dieta, ya que activarás tu metabolismo y te costará menor volver a tu peso. No importa si vas al gimnasio, prefieres el pilates, o te gusta andar por la playa o el parque, lo importante es escoger una actividad que te guste y con la que disfrutes, para que la puedas mantener en el tiempo y no sea cosa de un par de semanas.

No dudes en acudir a profesionales

Nunca dudes en pedir ayuda de un profesional en caso que creer necesitarlo, para eso están. Si necesitas una dieta personalizada, una atención y un ser constante con la alimentación, siempre habrá un nutricionista o dietista dispuesto a ayudarte en el proceso y servirte de apoyo si hace falta. Pero recuerda, que no te engañen, ya que en este mundo hay mucho vende-humo. Si te promete una pérdida rápida de peso huye y busca otro profesional cualificado.

Tienes más información aquí sobre como diferenciar a un profesional de la alimentación del que no lo es.

Respecto a la actividad física igual, puedes acudir a un entrenador personal, o que te asesoren en un gimnasio, o acudir a clases dirigidas.


P.D.: Las dietas depurativas/detóx no depuran/desintoxican nuestro organismo, para eso ya tenemos hígado y riñones.





Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.