Cómo sobrevivir a las navidades


20 Dec
20Dec

El mes de diciembre está cargado de eventos, cenas, comidas, fiestas, etc. El principal miedo estos días en la consulta es recuperar en un par de semanas los kilos perdidos durante los meses anteriores.  Por eso, es importante planificar bien la alimentación de estas semanas festivas.

En primer lugar, ten en cuenta que la época navideña son unos días contados. En vez de preocuparnos por las cenas o comidas familiares y de amigos (Nochebuena, Navidad, Nochevieja…), debemos centrarnos en mantener una alimentación sana y equilibrada los días no festivos y evitar realizar comportamientos compensatorios tras los excesos.  Este tipo de comportamientos pueden hacer que llegues con ansiedad a la siguiente celebración y creas que te puedes permitir una mayor cantidad de comida.

Es importante también que plantees cual va a ser tu objetivo estas Navidades. Son fechas complicadas en lo que a la alimentación se refiere y no siempre es posible realizar la dieta perfecta. Por ello el objetivo que te marques debe ser realista y alcanzable, como por ejemplo mantener el peso en vez de bajarlo. Así podremos reducir el sentimiento de frustración o culpa si no alcanzamos nuestra meta.

Puede resultar de utilidad elaborar un planning o un calendario donde anotes los días que ya tienes planeada alguna comida o cena, y aunque tengas alguno de estos eventos puedes realizar las otras comidas del día de forma saludable.

Si vas a ser tú el que cocine, puedes innovar e incluir recetas saludables basadas en comida real.  Y si éste no es tu caso, elige dentro de todas las opciones disponibles los platos con verduras y los alimentos proteicos que pueden hacer que te sacies antes.  Controla los aperitivos, embutidos y postres. No hay alimentos prohibidos, pero debes controlar la cantidad.

Ten cuidado con los refrescos azucarados y las bebidas alcohólicas, que nos aportan calorías vacías. Si es posible, elimina su consumo y si no es así al menos reduce la cantidad.

Por último,  no dejes de lado la actividad física. Puedes salir a pasear con familiares y amigos para bajar esas comilonas, y disfrutar del ambiente navideño que inundan las calles de nuestros pueblos y ciudades.

Y sobre todo, relájate y disfruta de la compañía y de los buenos momentos, que es lo de que se trata en estas fechas.

¡FELICES FIESTAS!


Autora del post:  Andrea Vázquez Remuiñán

Graduada en Farmacia y estudiante de tercero en el grado de Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Alicante.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.