Hablemos de la vitamina B5 (Ácido Pantoténico)


08 Mar
08Mar


En el día de hoy vamos a hablar del ácido pantoténico, o Vitamina B5. Continuamos con las vitaminas hidrosolubles, para seguir cor las liposolubles. Si no sabes de los que te hablo, pásate por el primer post de esta saga: Hablemos de las vitaminas.

Función

La vitamina B5, también llamada ácido pantoténico, es una vitamina hidrosoluble del complejo B. Los procesos en los que esta vitamina participa son:

  • Metabolismo energético, imprescindible en la lipogénesis.

  • Rendimiento intelectual 

  • Síntesis y metabolismo de las hormonas esteroideas, la vitamina D y algunos neurotransmisores

  • Disminución del cansancio y la fatiga

  • Ayuda a la regeneración de tejidos

Requerimientos

Se estima que los adultos deben ingerir entre 4-Smg de ácido pantoténico al día, aumentándose ligeramente la dosis durante el embarazo y la lactancia.

Déficit

Debido a que se encuentra en abundancia en la naturaleza, su déficit no es frecuente. En caso de haber carencia, la cual se puede producir debido a una malnutrición generalizada con otros déficits vitamínicos, se puede manifestar de las siguientes maneras:

  • Malestar general

  • Alteraciones del sueño

  • Alteraciones gastrointestinales

  • Calambres musculares

  • Alteraciones neurológicas

Exceso

Se puede administrar dosis altas para favorecer la cicatrización de los tejidos y no se han descrito casos de toxicidad.

Estabilidad

El ácido pantoténico es estable en pH neutro, a la oxidación y a la luz. Sin embargo no lo es tanto al calor y al pH ácido y alcalino.

Fuentes Alimentarias

Como se ha comentado antes, el ácido pantoténico se encuentra prácticamente en todos los alimentos (pantos significa “en todas partes” y viene del griego). A continuación los más ricos en esta vitamina son:

  • Casi toda la carne fresca

  • Arroz (integral), avena y centeno. Pasta integral, harina de avena, germen y salvado de trigo

  • Pipas, avellanas, cacahuetes y nueces

  • Huevos

  • Algunas legumbres secas: garbanzos, guisantes, habas y lentejas. Brotes de soja

  • Algunos pescados frescos: arenque, bonito, caballa, huevas frescas, salmón o trucha. También algunos mariscos: cigalas, gambas, camarón, langosta y bogavante o percebes

  • Brócoli, champiñones, setas, endivia, escarola y judías verdes

Bibliografía

Vidal García, E. (2009). Manual práctico de nutrición y dietoterapia (1st ed., pp. 47-62). Monsa-Prayma.

Mataix Verdú, J. (2009). Nutrición y alimentación humana. Tomo I: Nutrientes y alimentos. (2nd ed., pp. 185-264). Ergón.

Grupo Menta Formación. Apuntes máster nutrición, dietética, alimentación y metabolismo. Módulo 1, Unidad 8.

Ropero Lara, A., & Beltrá García-Calvo, M. (2021). 🥦 Base de datos de alimentos Badali tu alimentación saludable - Badali. Badali.umh.es. From http://badali.umh.es/home.

Sirvent Belando, J. (2005). Fundamentos en dietética y nutrición (pp. 46-47). J.E. Sirvent.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.